Alimentación de la mujer embarazada (I): Consejos prácticos.

Home / Mujer, Niño y Bebé / Alimentación de la mujer embarazada (I): Consejos prácticos.

El embarazo es una época en la que la mujer experimenta gran cantidad de cambios fisiobiológicos y anatómicos, en respuesta a las necesidades que supone albergar a una nueva persona en su interior. Es por eso que los aportes nutricionales de la mujer gestante deben cubrir, además de sus propias necesidades, las correspondientes al feto en desarrollo y las derivadas de la síntesis de nuevos tejidos y estructuras (útero, mamas, reservas, etc.). De estos cambios que comentamos, se pueden suceder algunas molestias y trastornos, que pueden aliviarse y prevenirse siguiendo una serie de hábitos saludables.

CONSEJOS HIGIÉNICO-DIETÉTICOS

Aquí detallamos una serie de consejos prácticos.

1. Comer lenta y tranquilamente.

2. Desayuno variado, comida no muy abundante, merienda ligera y cenar pronto. No picar entre horas.

3. Coccciones al vapor, salteados, papillotes, hervidos y ocasionalmente asados y fritos.

4. Para prevenir procesos de caries es recomendable neutralizar la acidez de la saliva, que se produce a causa de las adaptaciones del cuerpo de la mujer.

5. Observar si la ganancia de peso es la adecuada y deseable.

6. Realizar actividad física moderada y no caer en el sedentarismo.

 

 

También se pueden adoptar diversas medidas frente a algunos trastornos comunes durante el embarazo, siempre teniendo en cuenta la intervención facultativa.

  • Náuseas y vómitos: Hidratarse adecuadamente. Evitar olores molestos, así como fritos y cocciones al horno. Tener en cuenta que se toleran mejor los alimentos fríos que los calientes. Comer frecuentemente y con moderación.
  • Estreñimiento: Beber agua abundantemente, mejor fuera de las comidas y en ayunas. Tomar verduras, hortalizas y frutas a diario. Tomar legumbres, frutos secos e integrales al menos 2 veces a la semana. Acompañar lo anterior de ejercicio físico moderado, evitando la toma de laxantes sin supervisión médica o farmacéutica.
  • Calambres: Pueden mejorar con almientos ricos en vitaminas del grupo B y magnesio.
  • Anemias: Aporte extra de almientos ricos en hierro, vitamina B12 y ácido fólico.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Tratado de Nutrición. Gil Hernández, A. (ed.) 2005.

Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) Guía de la alimentación saludable. Editorial Everest S.A. 2004.

Dietética I. º Curso. Grado en Nutrición Humana y Dietética. Universidad de Valencia.

 

 

 

 

Related Posts

Leave a Comment