A fondo: Própolis

Home / Cuidado natural / A fondo: Própolis

El própolis es una resina elaborada por las abejas a partir de aceites esenciales, polen y cera de especies vegetales, utilizadas para la construcción, reparación y protección de la colmena. Tanto es así que el término própolis proviene del griego (pro-delante y polis-ciudad), y significa «defensor de la ciudad». A modo explicativo podemos entender el própolis como uno de los elementos defensivos de la colmena, que incluso higieniza a los individuos que entran en ella…

UN POCO DE HISTORIA

Se sabe que los sacerdotes del antiguo Egipto utilizaban el própolis como parte de ungüentos y cremas para embalsamar. Los griegos, entre ellos Aristóteles hablaban del própolis como remedio para las infecciones de la piel, llagas y supuraciones; llegándose a decir por Avicena, famoso filósofo persa, que: «tiene cualidades para eliminar las puntas de flecha y las espinas, vivifica, limpia fácilmente y ablanda fuertemente»-

COMPOSICIÓN QUÍMICA y PROPIEDADES

Su origen botánico se encuentra en las partículas resinosas y secreciones aromáticas de los brotes de árboles y vegetales como: pino, abeto, roble, sauce, etc… De tal manera, los principales componentes químicos del própolis son los flavonoides y ácidos fenólicos, pero también contiene aceites esenciales, ácidos grasos, polen, oligoelementos, vitaminas y azúcares.

Todos estos componentes le otorgan una serie de propiedades y actividades biológicas de gran interés en el cuidado de la salud y prevención de algunas afecciones. Tal y como dice Farre y colaboradores, 2004, al própolis se le atribuyen efectos antiinflamatorios, inmunoestimulantes, hepatoprotectores, carinoestáticos, antimicrobianos, antivirales, antiprotozoarios, anestésicos y de regeneración tisular.

Por su relevancia en el campo del autocuidado y conforme a las indicaciones del própolis que se encuentra en farmacias y parafarmacias, las propiedades que más interesan son la antioxidante, antimicrobiana, antivírica, inmunoestimulante y antiinflamatoria.

 

 

ANTIOXIDANTE

El própolis debe esta actividad a su riqueza en polifenoles, pues neutralizan los radicales libres. Es considerado una fuente natural de antioxidantes que protegen a los aceites y lipoproteínas de nuestra sangre de los procesos oxidativos. Esta actividad ha sido ratificada recientemente por estudios científicos que demuestran su acción sobre varias enzimas involucradas en la formación de radicales libres.

ANTIMICROBIANA

Su actividad antimicrobiana lo ha llevado a ser popularmente conocido como «Penicilina Rusa». Se ha demostrado en laboratorio que el própolis es una sustancia activa contra gran cantidad de microorganismos, la mayoría responsables de infecciones del tracto respiratorio y bucales.

ANTIVÍRICA

Su actividad contra diversos virus ha sido demostrada por varios estudios, indicándose como posbile prevención contra trastornos respiratorios causados por estos. Estas acciones, al igual que las biocidas, se atribuyen a los principios fenólicos que contiene el própolis.

INMUNOESTIMULANTE

Varios estudios científicos publicados en revistas especializadas concluyen que el própolis tiene efectos sobre la respuesta inmunitaria de nuestro organismo ante diversos tipos de agresiones externas o internas.

ANTIINFLAMATORIA

Por su acción sobre los diversos mecanismos de respuesta inflamatoria, el própolis sería capaz de inhibir estos procesos, gracias a su composición en compuestos fenólicos, que ejercen efectos antiinflamatorios. Se ha llegado a publicar que el própolis muestra una acción antiinflamatoria similar a la que muestran varios medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (grupo al que pertenece el ibuprofeno)

INDICACIONES

Sabiendo todo lo anterior, cabe decir que las propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antivíricas y antiinflamatorias del própolis pueden ofrecer una gran variedad de aplicaciones.

En la cavidad bucal: los extractos hidro-alcohólicos del própolis han demostrado acción anestésica local. También ha demostrado efectos contra la caries, dependiendo de la composición química del própolis. Además, estimula la reparación de la dentina.

Aparato respiratorio y otorrinolaringología: Según Farre y colaboradores, 2004, varios estudios han manifestado ya los efectos del própolis sobre los procesos inflamatorios agudos y crónicos en las vías respiratorias altas. Esta acción se debe a su contenido en flavonoides, viéndose que la utilización reduce el número de casos sintomáticos y disminuye la carga viral y microbiana de las vías altas. Existen algunos estudios también que indicarían que el própolis podría ayudar a prevenir las infecciones del virus que causa el resfriado común. Añadiéndose también su utilidad para paliar la congestión nasal, según indican Carr-Nahata (2006).

¿CÓMO SE TOMA?

El própolis puede encontrarse en farmacias y parafarmacias en forma de comprimidos, spray o jarabes, en su gran mayoría. Cada forma farmacéutica presenta su propia posología, pero suele recomendarse su toma, dos veces al día, en épocas de predisposición a resfriados, afonías y procesos catarrales.

Las presentaciones disponibles están registradas y autorizadas por la Agencia Española de Nutrición y Seguridad Alimentaria.

Como siempre, os recordamos que cualquier complemento alimenticio, como en este caso el própolis, no debe sustituir a una dieta sana y equilibrada, como tampoco a la instauración de tratamiento bajo prescripción y supervisión facultativa en caso necesario.

BIBLIOGRAFÍA

Este artículo es una adaptación divulgativa de: «El própolis y el regaliz. Evidencia científica y actividad biológica» Dr. Albert Sala Llinares, Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona., disponible en http://www.juanola.es/juanola-propolis

CARR RR, NAHATA MC. (2006). Complementary and alternative medicine for upper-respiratory-tract infection in children. Am J Heatlh Syst Pharm, 63(1): 33-39.

FARRE R, FRASQUET I, SÁNCHEZ A. (2004). El própolis y la salud. Ars Pharmaceutica, 45(1): 21-43.

 

Related Posts
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] alternativa natural encontramos el própolis, que ya analizamos en nuestro blog anteriormente http://www.farmateca.com/blog/2012/09/a-fondo-propolis/. En farmacias y parafarmacias podemos encontrarlo en varias presentaciones (spray, comprimidos, […]

Leave a Comment