Punción seca: la importancia del Punto Gatillo Miofascial (PGM)

Home / Rehabilitación / Recuperación / Punción seca: la importancia del Punto Gatillo Miofascial (PGM)

¿Sabes que es un Punto Gatillo Miofascial (PGM)?
Es un punto de dolor constante dentro de una banda tensa situada en el músculo esquelético. Éste PGM impide que las fibras musculares se relajen debido a la liberación constante de sustancias químicas (neurotransmisores de acetilcolina) lo que ocasiona una falta de irrigación en la zona y por lo tanto dolor. Muchos de nosotros utilizamos la terminología “nudo”, “cuerda “ o “bola” para referirnos al PGM, también solemos hablar de contracturas musculares para referirnos al dolor, molestia, rigidez, sobrecarga, etc.
Los PGM son muy dolorosos, sobre todo cuando se presionan. Pudiendo ocasionar dolor referido (dolor que aparece en una zona alejada a donde se está presionando el PGM), falta de fuerza, fatiga muscular, impotencia funcional y /o alteración de la sensibilidad.

PUNTOS-GATILLO
La Punción Seca consiste en introducir una aguja similar a la de acupuntura directamente sobre el PGM buscando un efecto mecánico, es decir, su contracción para que éste deje de liberar dichas sustancias químicas y así desactivar el PGM favoreciendo la desaparición del dolor. Se llama “Punción Seca” ya que no se introduce ninguna sustancia o medicamento.
La Punción Seca es una técnica muy eficaz para el tratamiento de dolores musculoesqueléticos originados por los PGM, sobre todo cuando se combina con otras técnicas de fisioterapia (masaje, estiramientos, calor…) también es necesario la educación del paciente para intentar cambiar malos hábitos, aquellos que provoquen o mantengan la activación de PGM.

Related Posts

Leave a Comment